Las principales afectaciones visuales

07/03/2014  |   Noticias   |   Sin Comentarios

En este blog siempre hablamos de afectaciones visuales severas como la baja visión, pero nunca hablamos de las afectaciones más comunes que padece la mayoría de la población. La miopía, el astigmatismo, la hipermetropía… oímos a hablar de ellas pero sabemos qué son realmente ? ¡Te lo descubrimos!

Ver bien depende de muchos factores, como la capacidad de acomodación del ojo, el poder enfocar los objetos, las uniones nerviosas con el cerebro, tener una adecuada alimentación o no padecer algunas enfermedades, entre otros.

Los problemas visuales más comunes se deben a defectos en la curvatura del ojo, que impiden que los rayos de luz se proyecten en la retina, provocando errores de refracción y, por esta razón, las imágenes se distorsionan.

A estos problemas se les llaman problemas de agudeza visual (capacidad de los ojos para poder ver bien de cerca y de lejos todos los objetos) y los más comunes son la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo.

La miopía es una afectación visual en la que no se ve bien de lejos. Esto se debe a que la imagen se forma delante de la retina porque su globo ocular es demasiado largo. El problema se corrige con lentes con la superficie curva hacia adentro.

La hipermetropía es cuando no se puede ver bien de cerca, porque el globo ocular es demasiado pequeño y la imagen se forma detrás de la retina. Los ojos se ponen muy rojos y causa dolores de cabeza frecuentes. El problema se corrige con lentes cuya superficie curva es hacia afuera.

El astigmatismo consiste en que la imagen se ve alargada o se corta en algún lado porque la curvatura del globo ocular es irregular en la córnea y el cristalino. Para ver bien, la persona tiene que voltear la cabeza, entrecerrar los ojos o fruncir el ceño.

Ayudas visuales BCN Baixa Visió
Todos estos problemas visuales pueden solucionarse con gafas o lentes de contacto y, a partir de los 18 años, puede recurrirse a la cirugía reflectiva si se desea.

También podemos padecer otros problemas de la vista generados por la edad o por enfermedades como la diabetes. Entre ellos destacan: el glaucoma, las cataratas, la degeneración macular y muchos más.

Otros factores que pueden afectar la visión son:

. Por ver la televisión muy cerca o pasar demasiado tiempo delante del ordenador, sobre todo si no se usa pantalla protectora. El uso excesivo de videojuegos puede llegar a afectar la agudeza visual, pudiendo llegar a desencadenar miopías en edad más adulta, problemas de sequedad ocular o hiperemia conjuntival.
De hecho, desde Alain Afflelou apuntan que cerca del 30 por ciento de los problemas visuales de los niños son consecuencia del uso de videojuegos y otros aparatos electrónicos. Los oftalmólogos recomiendan usar estos aparatos un máximo de 30 a 40 minutos y, si se juega más tiempo, descansar la vista cada 20 minutos.

. Por leer con poca luz o en vehículos en movimiento.

. Por no comer frutas y verduras que ayuden a fortalecer la visión.

. Por fumar, ya que el tabaco contiene sustancias químicas que obstruyen las venas que llevan sangre a los ojos.