El verano y los usuarios de lentes de contacto

03/06/2013  |   Noticias   |   Sin Comentarios

Para poder disfrutar este verano de una buena visión y además segura, te damos una serie de recomendaciones que pueden ser de tu interés

-Haz una revisión con tu óptico u oftalmólogo antes de empezar el periodo vacacional, para saber como están tus ojos y poder seguir sus recomendaciones.

-Los deportes de verano  no están reñidos con las lentes de contacto, pero si debemos tener en cuenta todas las indicaciones de seguridad.

lentes-contacto-nanoparticulas-color-diabeticos

Cómo limpiar las lentillas

Sigue esta guía paso a paso para limpiar las lentillas y consulta siempre las instrucciones de uso de los líquidos de conservación que te hayan recomendado.

1. El mejor momento para limpiar y desinfectar los lentes de contacto blandos reutilizables es inmediatamente después de quitártelas.
2. Coloca el lente en la palma de la mano, que debe estar limpia y seca.
3. Aplica unas gotas de solución de limpieza diaria y utiliza el dedo meñique para frotar suavemente la superficie de los lentes por ambas caras.
4. Aclara los lentes con la solución y colócalos en el estuche para lentes.
5. Llena los dos compartimentos del estuche para lentes con la solución, coloca las tapas y déjalos en remojo hasta el momento de cambiar la solución (esto dependerá del líquido para lentes que utilices – consulta siempre las instrucciones de uso para saber lo que tienes que hacer).

¡No te olvides de limpiar el estuche para las lentillas!

Todos somos conscientes de lo importante que es mantener limpios las lentillas, pero te sorprendería saber cuánta gente se olvida de limpiar el estuche para lentes.

El estuche tiene que estar tan limpio como los lentes de contacto, ya que a fin de cuentas los lentes están mucho tiempo en su interior. Sigue estos sencillos consejos para mantener el estuche en perfectas condiciones de seguridad:

Una vez te hayas puesto las lentillas, vacía todo el líquido del estuche.

Limpia regularmente el estuche con solución desinfectante nueva y deja que se seque al aire cada día (los microbios no se multiplican en ambientes secos).

Cambia tu estuche regularmente, lo ideal es hacerlo con cada envase de solución de mantenimiento.