Las gafas de sol ayudan a prevenir enfermedades oculares graves

16/07/2013  |   Noticias   |   Sin Comentarios

Los expertos en medicina ocular son claros. Con la llegada del verano, estación en la que estamos muchas horas expuestos a los rayos ultravioletas del sol, utilizar gafas de sol desde jóvenes es la mejor manera de evitar enfermedades como la conjuntivitis, las cataratas, la queratitis o los cánceres de cornea.

 Especialistas de todo el mundo recomiendan utilizar gafas de sol debidamente homologadas en todas las franjas de edad, desde la infancia hasta la vejez, ya que unas lentes de mala calidad podrían producir un efecto contraproducente y perjudicar nuestra vista.

 En este sentido, tenemos que concienciarnos de la importancia de que nuestras gafas liberen lo máximo posible de la exposición solar a nuestros ojos, es decir, que el índice de absorción de los rayos UV sea del 15 al 35 %, aproximadamente.

Existen 4 clasificaciones de gafas de sol, según el color de los cristales y la protección de éstos

. Tipo 1: la lente es clara y, por lo tanto, sólo pueden utilizarse en días nublados. Los oftalmólogos no recomiendan este clase de gafa por su bajo nivel de protección.

. Tipo 2: sus cristales son ligeramente tintados, por lo que su protección es insuficiente. Pueden usarse en días inestables.

. Tipo 3: éstas sí que protegen de los rayos ultravioletas. Pueden utilizarse tanto en playa como en montaña.

. Tipo 4: son muy oscuras y se usan en situaciones de sol intenso. Sin embargo, está prohibido conducir con ellas.

ayudas-visuales-verano

En este punto, el doctor José Manuel Benítez del Castillo, Secretario General de la Sociedad Española de Oftalmología y miembro de numerosas sociedades científicas que incluyen entre otras la Academia Americana de Oftalmología (AAO), advierte que el 75% de los jóvenes utilizan lentes no homologadas, lo que contituye una señal de alarma ya que se ha demostrado que los rayos ulravioletas tienen un efecto acumulativo respecto a enfermedades que aparecen en la vejez. El experto resalta la importancia de concienciar a la gente que se compre las gafas en una óptica, no en un mercadillo.

Otro de los problemas ópticos que aparecen en verano es el de las irritaciones de los ojos por la exposición al cloro de las piscinas o a la sal del agua del mar. Por ello, el doctor Benítez del Castillo recomienda utilizar siempre gafas de buceo y, en caso de irritación, aplicar lágrimas artificiales para aliviar el picor.

Por otro lado, el especialista advierte que las personas que llevan lentillas, deben abstenerse de bañarse con ellas, ya que corren el peligro de sufrir infecciones oculares graves, como queratitis por amebas que pueden terminar en ceguera.

En Bcn Baixa Visió, óptica especializada en baja visión y ayudas ópticas, disponemos de un gran surtido de lentes homologadas para que este verano protejas tus ojos del sol. Visítanos en nuestro centro, situado en la calle Enric Granados 139 de Barcelona. Nuestros expertos te aconsejarán sobre las gafas de sol que más te favorecen.