El cuidado de las lentillas de cara al buen tiempo

08/07/2016  |   Noticias,Visión   |   Sin Comentarios

Cada vez es más habitual que las personas que utilizan gafas se pasen a las lentes de contacto o lentillas, ya sea por comodidad o por estética. En verano son de agradecer la verdad… ya que permiten realizar todo tipo de actividades al aire libre sin tener que sufrir las molestias típicas de las gafas: sudor, pesadez, molestia para bañarse…

chica-lentillas

Aquí tienes el decálogo para mantener tus lentillas en buen estado

1. Lávate y sécate bien las manos antes de manipular los lentes. Evita el uso de jabones perfumados o aceitosos, ya que podrían irritar los ojos.

2. No las enjuagues con agua ni con saliva, ya que contienen  bacterias que podrían causar infecciones peligrosas.

3. Utiliza la solución líquida que te recomienda tu oftalmólogo para limpiar tus lentillas.

4. Si no son desechables, cada vez que te quites las lentillas, lávalas con la solución mencionada anteriormente.

5. Limita el contacto de las lentes con el agua. Si te tienes que duchar o bien practicas natación, lo mejor es quitárselas.

6. Mantén limpio el estuche donde guardas las lentes. Lávalo con la solución especial y déjalo abierto para que se seque al aire libre.

7. Remplaza las lentillas cuando el especialista así te lo indique.

8. Ponte las lentes después de maquillarte para que éste no irrite tus ojos.

9. No uses gotas para los ojos cuando lleves puestas las lentillas.

10. Revisa la salud de tus ojos y lentes de contacto periódicamente para evitar lastimar la córnea.

Si eres de los que se decanta por las lentes de contacto, te recomendamos Air Optix Aqua. Estas lentillas permiten una oxigenación 5 veces mayor que las convencionales, por lo que tus ojos se verán frescos e hidratados por más tiempo.

lentillas-bcn-baixavisio

Sabemos que en verano los planes pueden alargarse, así que procura llevar contigo el estuche y mini envases de solución específica por si tuvieras que quitarte las lentillas después de un largo período de tiempo.

El aire acondicionado, del que tanto abusamos en verano, puede resecar más pronto las lentillas y provocar molestias. Recuerda también quitarte las lentillas antes de ir a dormir y sé todo lo minucioso/a que puedas, ¡te juegas una infección ocular que nadie quiere!